El origen del helado causa mucha controversia, y solo hay una cosa que es unánime, y es que el helado empieza a salir a las calles cuando el tiempo es Bueno y las temperaturas de elevan.
Cuando la primavera está apenas comenzando y los termómetros ya dicen que es tiempo de ponerse la menor cantidad de ropas posible y de refrescarse, el helado ya reclama tu atención.

Lo que está claro, aparte de saber que el helado es un producto delicioso y nutritivo que se puede definir como leche batida, congelada, endulzada y concentrada, consumible en diferentes sabores, formas y tamaños, es que el origen de esta dulce y refrescante comida, es muy antiguo.

historia del heladoMucha gente desconoce el origen del helado. El caso es que existen varias teorías sobre donde surgió este delicioso postre. Las teorías más interesantes son:

Historia del helado

El primer relato sobre el helado viene desde hace más de tres mil años atrás, y tiene su origen en Oriente. Los chinos acostumbraban a preparar una pasta de leche de arroz mezclando nieve.

El emperador Nero, cerca de mil novecientos años atrás, mandaba a sus esclavos a las montañas para buscar nieve, que era utilizada para congelar la miel, la pulpa de algunas frutas o los jugos de las mismas.

Por otro lado, tenemos a Alejandro el Grande (356-323 a.C.), el cual se considera como quien introdujo el producto del helado en el continente europeo. Se cree que el líder trajo de Oriente, mezclas de ensalada de frutas con miel, estas mismas estaban guardadas en potes de barro y eran enterrados en el piso y se mantenían fríos con la nieve del inverno.

El helado en la edad media

En el siglo catorce, el veneciano Marco Polo volvió de su famoso viaje al Oriente. Además de introducir la pasta en Europa, Marco Polo trajo una receta para hacer helados de agua, muy parecidos con los helados de la actualidad.

las muchas versiones de la historia del heladoEn el siglo diecisiete, cuando el monarca Francisco I estuvo en una campaña en Italia, decidió llevar para su hijo, el Duque de Orleans, una novia, Catarina de Médici. Se le atribuye a ella la introducción del helado en Francia. En este mismo país, en el año de 1660, Procopio Coltelli inauguro, en Paris, la primera heladería del mundo.

La nieta de Catarina de Médicis (francesa) se casó en 1630 con Carlos I de Inglaterra y, según la historia inglesa, también introdujo el helado entre los ingleses. Los colonizadores británicos llevaron el concepto del helado a los Estados Unidos.

La preparación de los helados por aquel entonces era tan complicada que sólo lo podía tomar la nobleza. Todos sabemos a qué velocidad se derrite un helado y al no disponer de frigoríficos, congeladores o heladeras, era toda una aventura conservar un helado hasta que un rey o rico mercader lo pudiera saborear.

Para hacer un helado y conservarlo se necesita mucho frío, así que los nobles pagaban a varios portadores para subir a las montañas a coger nieve, y una vez en casa la depositaban en profundos pozos tapándola con paja. Con esta nieve podían enfriar bebidas o mezclarla con zumos para hacer lo que conocemos ahora como ‘sorbete’.

Los helados en el siglo XIX

En 1846, la americana Nancy Johnson inventó la primera heladora automática, a partir de ese momento empezó la verdadera historia del helado industrial con los resultados que todos conocemos. El helado nos gusta, se ha hecho popular y nuestra demanda hace que la industria del helado tenga una gran producción.

En 1851 los Estados Unidos se vivió uno de los momentos más importantes de la historia del helado: el lechero Jacob Fussel abrió en Baltimore la primera fábrica de helados, produciendo los mismos a gran escala y siendo copiado por otros en las ciudades americanas de Washington, Boston y Nueva York.

En 1879, también en los Estados Unidos, es inventado el “Ice Cream Soda”. Aparece la barquilla y se posee dos versiones: una de que habría surgido en 1896 en Italia, y otra que dice que ella fue inventada en 1904 en los EUA. El helado de paleta aparece en Italia a inicio del siglo 20. En esa época el helado ya hacía años que se había extendido por toda Europa, incluyendo España y Cataluña dentro del mapa del helado.

¿Conocías todas estas historias relativas a los helados?

Hoy en día, el helado se puede comprar o hacer en casa, sólo se necesita leche, huevos, azúcar, tiempo, un congelador y un poco de dedicación y paciencia para poder degustar un magnífico helado hecho por nosotros mismos, aunque siempre se puede venir a disfrutar de un buen helado en las heladerías de Horchateria Sirvent de Barcelona.

El origen del helado y sus mil historias
5 (100%) 10 votos