Hoy en Turrones Sirvent os vamos a explicar cómo hacer un buen turrón de Alicante y casero.

Turrón de Alicante, tradición Navideña

El turrón de Alicante, junto con el turrón de Jijona, de yema y el de chocolate, son los turrones más tradicionales de la Navidad.

Turrón de AlicanteEl turrón de Alicante está hecho con una base de almendras tostadas, miel, clara de huevo y azúcar. Por otro lado, tenemos que decir que por su consistencia, extremadamente dura, el turrón de Alicante es más conocido como turrón duro.

Como hemos dicho antes, hacer un buen turrón de Almendras es bien sencillo, pero el gran logro de este turrón es conseguir el punto ideal de dureza, y eso solo se debe a la temperatura que debe coger el caramelo en el momento de solidificarse con las almendras tostadas. A la vez, el clima también puede influir en la consistencia de nuestro turrón de Alicante casero, es por eso que depende del entorno, nuestro turrón de Alicante se puede endurecer en unas pocas horas o por otro lado, también se puede endurecer en varios días. Es por eso que sí que lo queréis hacer y triunfar con vuestro turrón de Alicante casero, no esperéis al último día a hacerlo, mejor probar de hacerlo unos cuantos días antes.

Dicho todo esto, empezamos la receta del turrón de Alicante, una receta que en Sirvent Barcelona nos encantaría que la probaseis en vuestras casas para comerlo en estas fiestas navideñas.

Receta del turrón de Alicante

Ingredientes para el turrón de Alicante:

  • 1 kg. de miel
  • 250 gr. de azúcar
  • 2 claras de huevo
  • 800 gr. de almendras

En primer lugar, nos dispondremos a calentar la miel en un cazo. Vamos a calentar la miel al menos durante unos 45 minutos y a fuego lento, hasta que toda el agua que produce la miel, se haya evaporado.

Turrón de AlicanteDe seguido le añadiremos el azúcar en el cazo, todo esto mezclando con una espátula o cualquier utensilio de madera, de una forma constante. Una vez tengamos esta mezcla bien homogenizada, la reservaremos y nos pondremos a batir las dos claras de huevo.

Cuando las dos claras de huevo estén bien espesas, la añadiremos a la anterior mezcla de miel y azúcar. El toque de las claras de huevo, son las que dan al turrón de Alicante su típico aspecto blanquinoso. Una vez hayamos batido las claras de huevo con la mezcla anteriormente reservada… vamos a centrarnos con las almendras y reservaremos la mezcla.

Tostar las alamendras

Ahora es el momento de no dejar de lado uno de los ingredientes más importantes de nuestro turrón de Alicante casero: almendras; como las almendras no las habremos comprado tostadas, tocará tostar las almendras para nuestro turrón de Alicante casero, lo podemos hacer en una sartén o en el mismo horno. Tostaremos las almendras hasta que queden bien marrones por su superficie o al gusto del cocinero/a.

Una vez tengamos todas las almendras bien tostadas (a gusto del/la cocinero/a) las verteremos en el cazo de la mezcla que teníamos reservada de antes. Vamos mezclando de forma energética toda la mezcla con las almendras acabadas de tostar, y lo continuamos haciendo hasta que la ‘pasta’ quede bien uniforme (este punto es el que marca la diferencia entre un buen artesano turronero y otro), por eso la mejor forma de conseguir el mejor punto de mezclado es intentar un montón de veces el mismo procedimiento.

Cuando ya tengamos la mezcla bien batida, la vertemos en un molde; un molde que lo deberíamos tener bien forrado con papel de hornear; extendemos toda la mezcla de miel, azúcar, clara de huevo y almendras con un rodillo (untado en aceite) a nuestro gusto, y tenemos de tener en cuenta que como más extendido equivale a menos grosor del turrón y viceversa.

Finalmente, cuando lo tengamos bien extendido lo dejamos enfriar para que la mezcla y las almendras consigan solidificarse. Lo dejamos reposar bien en nuestro molde y en unos diez minutos de previo reposo, nuestro turrón de Alicante casero estará bien listo para comerlo durante los postres de estas fiestas de Navidad.

Este turrón no necesita frio para su conservación ni ninguna otra norma general, pero si seguís la receta no creemos que os dure demasiado en vuestra casa, ¡por que estará bien rico!